QUÉ ES
ULTRA-SEAL

Un líquido sellador preventivo que protege los neumáticos ante filtraciones, pinchazos y reventones.

Qué es Ultra-Seal

Ultra-Seal es un líquido sellador de neumáticos de acción preventiva. Se lo inserta en el neumático y repara la mayoría de los pinchazos desde adentro. Usted podrá seguir conduciendo sin sufrir averías y sin siquiera notar que ocurrió el pinchazo. Este producto genera una reparación permanente que se mantiene durante el resto de la vida útil del neumático.

Ultra-Seal le aporta a cualquier neumático una función de autorreparación que permite conservar la presión del aire. Ultra-Seal tiene la capacidad exclusiva de recubrir la superficie interna del neumático y el talón. De esta forma, garantiza la reducción del calor y, al conservar la presión de aire, también prolonga la vida útil del neumático, minimiza el desgaste y reduce el consumo de combustible. Los atributos de Ultra-Seal no tienen antecedentes en la historia de los neumáticos.


 

¿Cómo funciona Ultra-Seal?

El proceso de recuperación del caucho dentro del neumático es un complemento importante de Ultra-Seal. Cuando se pincha un neumático, el caucho es perforado por un objeto punzante que forma un orificio de tamaño mucho menor que el objeto. El caucho tiene memoria y regresa a su forma original tras haber estado sometido a condiciones adversas o factores de tensión. Cuando se extrae el objeto punzante, el caucho se recupera y el orificio se cierra. Al cerrarse el orificio, la fuerza y la integridad del neumático mantienen el producto Ultra-Seal en el lugar y así se forma una reparación positiva y permanente durante lo que resta de vida útil del neumático.

Cuando un objeto punzante queda insertado en el neumático por un plazo prolongado, el caucho pierde su capacidad de recuperación. Una vez que se extrae el objeto, el movimiento del vehículo provoca la flexión inmediata del neumático y reactiva la memoria del caucho; en otros casos, botar el neumático o martillar la zona también ayuda a la recuperación.

Flexión del neumático

Mientras un vehículo se desplaza, los neumáticos están sujetos a flexión. El peso del vehículo, la superficie irregular del terreno y el movimiento de los neumáticos generan una cantidad importante de flexión. Cuando se extrae un objeto punzante, es importante rotar la rueda para que Ultra-Seal pueda penetrar en el orifico y reparar el neumático. Tras este proceso, la reparación se cura y se transforma en un sellado positivo seguro.

También se puede hacer una flexión manual del neumático (fuera del vehículo); para ello, se debe extraer el objeto punzante y luego golpear el neumático varias veces con un mazo alrededor del orificio o botar el neumático contra el suelo. Este método permite crear una reparación temporal que se transformará en positiva una cuando se instale el neumático en el vehículo y se conduzcan aproximadamente 10 kilómetros.

QUÉ ES ULTRA-SEAL

Después de la inserción

Una vez que se inserta Ultra-Seal en el neumático y finaliza el plazo de conducción inicial de 10 kilómetros, Ultra-Seal se distribuye de forma uniforme por toda la superficie interna del conjunto de neumático y llanta. Ultra-Seal forma una cobertura de 2 a 3 mm de espesor que se mantiene en suspensión dentro de la cavidad de aire interna de todo el conjunto de neumático y llanta.

Ultra-Seal es una cobertura líquida que trata la superficie interna y elimina la porosidad y las filtraciones en el talón por donde intentan escapar cantidades mínimas de aire. Ultra-Seal aporta un sistema de protección que se activa cuando hay pinchazos y pérdidas de aire y está disponible durante toda la vida útil del neumático.